Vientos de oriente: Asia emergerá como la nueva potencia eólica

La energía eólica está llamada a jugar un papel fundamental en la transición energética y la descarbonización de la economía mundial. Según un reciente informe de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA) , hacia mediados de siglo la eólica podría cubrir un tercio de las necesidades globales de energía y contribuir significativamente a la reducción de las emisiones de carbono y el cumplimiento los objetivos climáticos establecidos en el Acuerdo de París. Pero, ¿cómo se distribuirá geográficamente esta nueva capacidad? Tres informes recientes coinciden en señalar Asia como la próxima potencia del industria eólica que impulsará el crecimiento mundial de la industria en las próximas décadas .

Europa, a punto de perder el liderazgo

Según el informe « El Futuro del Eólica », presentado recientemente por IRENA en Pekín, el continente asiático podría pasar de una contribución a la capacidad eólica instalada de 230 gigavatios en 2018 a más de 2.600 GW en 2050. Si esto se cumpliese , Asia lideraría la industria con más del 50% del total de capacidad eólica terrestre, por delante de América del Norte (23%) y Europa (10 %). El continente asiático acogería más del 60% de las instalaciones en todo el mundo, seguido de Europa (22%) y América del Norte (16%) .

En concreto, será China la que sustituirá Europa en la posición de liderazgo mundial de la industria del viento, con 2.525 GW de capacidad eólica instalada (terrestre y marina) para el 2050, seguida de la India (443 GW). Otros países asiáticos como Corea del Sur, Taiwán y Japón ganarán también protagonismo en los próximos años.

Eólica marina

El último informe de perspectivas de mercado del Consejo Mundial de la Energía Eólica (GWEC) señala que la eólica marina, que ha crecido a un ritmo del 21% anual desde 2013, seguirá creciendo intensamente en los próximos años, a un ritmo de entre 6 y 8 GW cada año. Según este estudio, la eólica marina representó el 8% del total de nuevas instalaciones eólicas 2017 y 2018.
 
Actualmente, los mercados maduros siguen teniendo un peso importante en cuanto a la capacidad de energía eólica marina instalada. Hacia finales del 2018, por ejemplo, Europa contaba con una capacidad instalada de 18 GW. Las previsiones, sin embargo, advierten de un cambio de ciclo. La mayor parte del nuevo crecimiento provendrá de los mercados emergentes, y en especial de los mercados asiáticos. El GWEC estima que de aquí hasta el 2030 se instalarán hasta 100 GW, y Asia se convertirá en líder mundial en energía eólica marina.

La industria de la eólica marina sigue avanzando a pasos agigantados, gracias principalmente a la mejora de la competitividad, como ha demostrado la última subasta en el Reino Unido. Las expectativas del GWEC incluyen un fuerte crecimiento de las tecnologías offshore en el futuro cercano, hasta los 220 GW para el 2030, un elemento que podría transformar significativamente el sector.

Una industria billonaria

El próximo 13 de noviembre, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicará su estudio anual World Energy Outlook 2019. El Offshore Wind Outlook 2019 avanza, sin embargo, las previsiones del organismo para la industria eólica.

La energía eólica marina, la capacidad de la que se estima que podría multiplicarse por 15 de aquí al 2040, protagoniza también este informe. Según la AIE, esta tecnología todavía en pañales será pronto un duro competidor en el mercado renovable mundial, especialmente en Europa, Estados Unidos y China, y atraerá inversiones de hasta mil millones de dólares (más de 900.000 millones de euros ) en los próximos veinte años.

Al igual que las previsiones de IRENA y el GWEC, el informe de la AIE predice que hacia el 2025 la China ya podría ser el país con más potencia de eólica marina instalada, por delante del Reino Unido. La agencia prevé que la capacidad eólica marina de China pase de los 4 GW actuales a los 110 GW 2040.