Turbinas eólicas como nunca las has visto

Las majestuosas aspas blancas contra el cielo azul. Parece que esta es la imagen que nos viene a la cabeza cuando oímos hablar de la energía eólica. Y no es casual: normalmente las turbinas eólicas se pintan de blanco o de gris claro para facilitar su integración con el paisaje.

Pero los molinos de viento pueden ser también, ocasionalmente, de colores y formas bien sorprendentes. Aquí os dejamos una selección de turbinas con toque artístico o, al menos, un diseño distinto al habitual.

Arte aéreo

El artista multimedia alemán Horst Gläsker debió encontrar los molinos blancos un poco aburridos, así que se puso manos a la obra para pintar algunos de colores bien vivos, en un proyecto que él mismo bautizó como “Aero Art”.

El nombre representa, según el artista, “la fusión entre energía y alta tecnología, un símbolo de una economía creativa”. “En el pasado, se pintaban los molinos de acuerdo con el ambiente y el paisaje para hacer invisibles los parques eólicos. Ahora pueden ser considerados objetos esculturales y vibrantes en sí mismos”, explica. Además, Gläsker cree que el diseño llamativo puede contribuir a generar una mejor aceptación de los parques eólicos por parte de las comunidades locales.

AeroArt

Una turbina… ¿una obra de arte?

La elegante turbina Hercules, diseñada por Twerry Glenn Phipps para la empresa de energías renovables italiana Enessere, es un ejemplo de hasta qué punto la tecnología puede ser bella y puede parecer una obra de arte.

Las palas son de madera y ligeras, y pueden aprovechar el viento procedente de cualquier dirección. Evidentemente, la turbina Hercules no ha sido diseñada para parques eólicos a gran escala, pero es una opción en entornos urbanos donde su valor escultural puede aportar algo más que energía eólica.

hercules-wind-turbine

Molinos luminiscentes

El artista de Berlín, Christoph Ernst trabaja con temas de energía y recursos desde los años 80. Para su proyecto “Windmove Energy Tunnel”, Ernst enganchó láminas luminiscentes de distintos colores y velocidades sobre las aspas de una turbina eólica.

Además, la instalación incluía datos reales procedentes de los parques eólicos de Rostock y Müritz: consumo, cuota de energía renovable en la producción actual, CO2 liberado por la electricidad generada en centrales de carbón… El objetivo es hacer visible los procesos de generación de energía eólica y renovable en general.

WindMove

¿Y por qué no negras?

Actualmente se está investigando si pintar las aspas de los molinos de color negro podría minimizar los impactos de pájaros y atraer menos insectos (una de las razones por la cual las turbinas atraen pájaros). Un proyecto de investigación en el parque eólico noruego de Smøla, con el apoyo del gobierno, ha pintado una de las palas de sus molinos de color negro para estudiar el efecto.

A Minnesota, Estados Unidos, el parque eólico de Buffalo Ridge, también usa aspas negras en sus molinos, aunque por motivos diferentes. Después de años de búsqueda  para combatir las duras condiciones meteorológicas de la zona, los expertos determinaron que pintar las palas negras las hacía más resistentes a las bajas temperaturas, ya que el color oscuro absorbe el calor del sol y evita que se congelen.

La fotografía corresponde a North American Solar Challenge, la competición de vehículos solares, a su paso por el parque eólico estadounidense, los molinos del cual, con sus particulares aspas negras se veían al fondo.

BlackBlades