Trineu de Vent | Trineo de Viento

Trineo de Viento: rumbo a otra misión

El Trineo de Viento, la única plataforma científica del mundo de cero emisiones impulsada por energía eólica, ha salido a la aventura una vez más. Esta vez, el viaje titulado “Antártida inexplorada 2018-2019” y que empezó el pasado 1 de diciembre y acabará el 12 de febrero de 2019, tiene por objetivo estudiar una de las zonas más desconocidas e inhóspitas de la Antártida.

Durante la presentación de la expedición, el investigador y diseñador del Trineo de Viento, Ramón Larramendi, auguraba que “será posible después de 18 años de trabajo, 20.000 km recorridos en expediciones anteriores y un largo aprendizaje que han conducido al concepto actual de trineo de viento”. De hecho, en nuestro blog EolicCat ya os hablamos de una de sus anteriores expediciones, la realizada en Groenlandia, detallando todo el recorrido y características de la investigación.

“El Trineo de Viento es un vehículo superior a cualquier otro para realizar expediciones polares, porque tiene cero emisiones y su diseño es de una máxima sencillez,una característica primordial para moverse en un continente como la Antártida.Todo el trineo es desmontable y muy económico” añadía Larramendi. La siguiente ilustración muestra más detalladamente como es el Trineo y todas sus instalaciones:

Trineu de vent | Trineo de viento

Un trineo, 50  días y 2.000 kilómetros

Pero, ¿en qué consistirá la investigación? Esta vez y como explican en su página web oficial Tierras Polares, el viaje será de 2.000 km y durará 50 días. A lo largo de todo este tiempo, el equipo de investigación recorrerá un territorio nunca antes recorrido por este vehículo no contaminante, como muestra el siguiente mapa geográfico de la zona:i

Trineu de vent | Trineo de viento

El objetivo de la expedición es realizar diferentes proyectos científicos de impacto nacional e internacional y que marcarán, según como también detallan en la web, un hito geográfico en llegar hasta el Domo Fuji, a 3.810 metros de altitud sin medios motorizados. Además, ¡los investigadores deberán soportar temperaturas de hasta menos 50 grados! Cabe recordar, aun así, que tanto Larramendi como los tres investigadores que lo acompañarán son expertos pilotos del Trineo de Viento y profesionales que habrán recibido formación para así realizar de manera efectiva todos los trabajos y pruebas científicas que deberán llevar a cabo durante la expedición.

De esta forma, el Trineo de Viento inicia una nueva expedición basada, sobre todo, en la demostración de fuerza de las energías renovables, donde se basa en la eólica como fuerza motora y la solar como fuente de energía para obtener electricidad para cubrir las necesidades del trineo.