Trineu de Vent - Trineo de Viento 04

Trineo de Viento: expedición en el ártico con energía eólica

Este año, una expedición muy especial ha marcado las celebraciones del Día Mundial de la Acción por el Clima, el 15 de mayo, una fecha que nos recuerda la necesidad de preservar el medio natural y luchar contra el cambio climático en todos sus aspectos, y muy especialmente el nuestro: el de la energía limpia.

Aprovechando la efeméride, el Trineo de Viento, la única plataforma científica del mundo de cero emisiones impulsada con energía eólica, ha salido a la aventura una vez más. La misión, explorar otra de las zonas más desconocidas del planeta, el Río de Hielo de Groenlandia, utilizando únicamente las energías renovables del viento, del sol y la de su propio movimiento.

La misión del Trineo de Viento: 6 semanas, 1.200 km y 0 emisiones

La expedición científica internacional Río de Hielo Groenlandia 2017 salió de España el pasado 15 de mayo, pero este es sólo el primer paso. Después de viajar en helicóptero hasta la tierra de hielo, el día 20 empezará la verdadera aventura, que está prevista que termine a finales de junio.

Trineu de Vent - Trineo de Viento 02

El equipo está formado por el explorador polar y diseñador del Trineo de Viento Ramón Larramendi, acompañado esta vez por el australiano-americano Ross Edwards (Universidad de Curtis-Universidad de Wisconsin), el logista Hilo Moreno y Jens Jacob Simonsen, nativo de Groenlandia.

Durante seis semanas, el equipo se desplazará a bordo del Trineo de Viento para recoger muestras y datos destinados a seis proyectos de investigación diferentes, todos relacionados con el cambio climático en la región ártica. En total estiman recorrer unos 1.200 km, de Kangerlussuaq, situado en la costa sudoeste de Groenlandia en la base científica internacional EastGRIP, en el nordeste. Y todo este recorrido sin emitir ninguna contaminación, utilizando energía eólica, solar y cinética tanto para desplazarse como para hacer funcionar los dispositivos científicos.

Llevados por el viento

Pero el miembro central de la expedición no es humano, sino un ‘eco-vehículo’ eólico único en el mundo diseñado por Larramendi siguiendo la tradición inuit para servir a la investigación científica del Ártico. Tirado por grandes cometas que funcionan coordinadamente, el Trineo de Viento, con sus 12 metros de largo divididos en cuatro secciones, puede cargar hasta 2.000 kg y ya lleva recorridos más de 18.000 km en distintas expediciones.

Es una construcción sencilla, fácil de conducir y 100% sostenible. El conjunto de cometas permite a la tripulación aprovechar vientos entre los 6 y 60 quilómetros por hora, incluso si estos no van en la misma dirección que el trineo.

El despegue de la cometa es seguramente la maniobra más delicada, especialmente en territorios rugosos o en condiciones de escaso viento. La polea, que recibe las órdenes que se quieren enviar a la cometa, es el elemento clave del sistema, que requiere una tripulación de cuatro personas que se hacen cargo del ‘eco-vehículo’ en parejas y en turnos para así aprovechar el máximo las horas de luz solar (24 horas en los territorios polares).

Un río de hielo

Como el propio nombre de la expedición indica, el Trineo de Viento viajará por el mayor río de hielo de Groenlandia, una especie de río que en lugar de agua, aboca icebergs al océano. Una lengua de hielo que fluye al ritmo de 100 metros por año (y cada vez va más rápido). El estudio de este territorio desconocido es de suma importancia para comprender el aumento del nivel del mar, uno de los grandes impactos del cambio climático alrededor del mundo.

Para seguir la aventura en las redes sociales, pueden utilizar la etiqueta #RiodeHielo2017 o a través del Twitter de Larramendi @RamonLarramendi. ¡Buen viaje, y que el viento sople a favor!

Trineu de Vent - Trineo de Viento 01

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *