E-ship 1 d'Enercon

Tres curiosidades en innovación y desarrollo eólico

E-ship 1 es la primera embarcación de carga del mundo impulsada por energía eólica. El barco está diseñado para el transporte de turbinas eólicas Enercon, empresa que es propietaria, y aprovecha el viento como sistema de propulsión a partir de cuatro cilindros de 25 metros de altura por 5 de diámetro instalados en la cubierta. Esto le permite desplazarse a una velocidad máxima de 32,4 km por hora. Desde el año 2010, primera travesía del E-ship 1, ya ha recorrido un total de 170.000 millas náuticas. Además, su sistema de navegación sostenible le ha supuesto a Enercon un ahorro anual de combustible del 25% y, lo más importante, ha evitado la emisión de más de 5.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Monumentos históricos sostenibles

Este año la emblemática Torre Eiffel acogerá dos miniaerogeneradores que producirán entre 8.000 y 10.000 KWh anuales de electricidad para cubrir parte de las necesidades energéticas del monumento. La medida forma parte del paquete de reformas medioambientales y de eficiencia energética que SETE, la compañía que gestiona la torre, se ha comprometido a realizar.

En este sentido, a lo largo de 2014 se instalaron paneles solares térmicos para el agua caliente, sistemas de recuperación de agua de lluvia y cristales de aislamiento térmico en los pabellones de la primera planta; esto permitió reducir el consumo energético en un 25%. Ahora, con el cambio de E.ON a Gaz Electricité de Grenoble (GEG) y con la fuerza del viento, la Torre Eiffel da un paso más hacia la eficiencia energética.

Catalunya no se queda atrás

Después de cuatro años de investigación y de una inversión de casi un millón de euros, Eolgreen y la UPC presentan el primer sistema industrializado de iluminación pública sin conexión eléctrica que funciona con energía eólica y solar. El sistema, único en el mundo, incorpora una turbina eólica para ir contra la física y arrancar con poquísima intensidad de viento –con sólo 1,4 metros por segundo ya genera electricidad y puede asegurar una autonomía de 58 horas o 6 noches sin viento ni sol –. Según la empresa, el sistema tiene un coste un 20% inferior al sistema de iluminación convencional. Hasta ahora, el proyecto ya ha despertado el interés de la zona portuaria de Huelva y de algunos ayuntamientos como el de Sant Boi de Llobregat y Girona.