Globaldata | potencia eòlica

La potencia eólica crecerá un 3,3% cada año entre 2018 y 2030

Año 2030. España ya cuenta con una capacidad eléctrica total instalad de 131,1% GW, de los cuales casi el 50% corresponde a fuentes de generación renovables, sin incluir la hidráulica. Es el panorama que dibuja el informe “Perspectivas del mercado eléctrico en España en 2030”, con el cual la consultora GlobalData explica en inglés la situación del sector energético del estado a la comunidad internacional.

Desde el año 2000, apunta el documento, la capacidad eléctrica total instalada en el estado se ha duplicado, a un ritmo de crecimiento anual medio de 3,8%, una cifra que la consultora estima que, entre 2018 y 2030, disminuye hasta un 1,8% al año. La proporción de energía renovable no hidroeléctrica el año 2000 era inferior al 5% y en 2017 había aumentado hasta representar el 30,3%.

El análisis de GlobalData se muestra positivo con la nueva política energética que ha llegado de la mano del nuevo gobierno de Pedro Sánchez, y hace previsiones: la potencia eólica en el estado crecerá 3,3% anual entre 2018 y 2030, mientras que la capacidad solar fotovoltaica lo hará a una tasa anual del 13,1%. Así, el informe estima que para 2030 las energías renovables, sin incluir la hidráulica, representan el 48,6% de toda la potencia instalada, aunque no habla de generación.

El estudio destaca que España es un país dependiente energéticamente de las importaciones de gas de Argelia, Nigeria, Qatar  y Egipto y del petróleo del Oriente Medio, y recuerda: “España aun necesita expandir el sector de las energías renovables para reducir su dependencia de los combustibles fósiles”.

Por el analista energético de GlobalData Chiradeep Chatterjee, “buena parte del desarrollo de las renovables en el país se debió a su atractivo programa de tarifas reguladas, o ‘feed in tariff’ que el gobierno siguió hasta 2012. Después de 2012, pero, el sector sufrió profundamente con la eliminación progresiva de las primas. Del 29% enregistrado en 2013, la participación de las renovables no hidroeléctricas en la potencia instalada del estado tan solo aumentó al 29,9% en 2016”.