Nuevo informe de WindEurope: se mantiene la inversión en eólica, con costos menores

27.000 millones de euros invertidos en nuevos parques eólicos, que financiarán una cantidad récord de capacidad eólica debido a la reducción de costes: 1 megavatio (MW) de eólica terrestre por 1,4 millones y 1 MW de eólica marina por 2, 5 millones. El año pasado, la eólica obtuvo en Europa el 60% de todas las nuevas inversiones en capacidad de generación de energía. El nuevo informe de la asociación eólica europea WindEurope desglosa las cifras de la industria eólica en el 2018, y revela las nuevas tendencias de inversión y financiación.

La cifra de inversión no es muy diferente a la de años anteriores, y sin embargo el panorama que dibuja el estudio es significativamente mejor que en el pasado. El gran cambio se encuentra en el coste, que continúa reduciéndose y permite que con una inversión similar se puedan construir infraestructuras para generar una mayor cantidad de energía en el futuro. Así, si el 2015 eran necesarios 2 millones para conseguir 1 MW de nueva capacidad de eólica terrestre, el 2018 sólo hacen falta 1,4. La caída del coste en eólica marina ha sido aún más importante: el 2015 se requerían 4,5 millones por cada MW de nueva capacidad, frente a los 2,5 millones de 2018.

La mayor parte de la inversión realizada el 2018 corresponde a parques eólicos sobre tierra, que se estima que producirán en el futuro 12.5 gigavatios (GW) de nueva capacidad. Según WindEurope, 190 parques eólicos anunciaron el 2018 la Decisión Final de nversió (FID, por sus siglas en inglés). Aunque encontrarse distribuidos por 22 países, la mayor parte se ubican aún en el norte y el oeste de Europa. El mayor inversor estuvo el Reino Unido, seguido de Suecia, aunque el informe destaca que España y Polonia están recuperando terreno 2019.

Más confianza, más inversión

La inversión dedicada a la adquisición de parques eólicos sí fue muy superior a la de años anteriores: 24.100 millones, en los que se incluyen proyectos en desarrollo y de empresas relacionadas con la industria eólica.

Cada vez más inversores, y más diversificados, muestran interés por un sector que ha demostrado madurez y competitividad, y que continúa atrayendo socios de capital hacia los proyectos previstos para los próximos años. WindEurope destaca la confianza que sigue ganándose la eólica, un factor clave que permite asumir riesgos más cómodamente, y conseguir inversión en las fases iniciales de los proyectos.

Nuevas formas de financiación

El informe de WindEurope destaca también que el creciente interés de las inversiones está poniendo nuevas estrategias de financiación al alcance de los desarrolladores de parques eólicos. Cada vez hay más proyectos financiados a través de la deuda, y los nuevos modelos de negocio a menudo implican inversores muy diversos: bancos, prestamistas institucionales, agencias de crédito de exportación… Los acuerdos a largo plazo, posibles gracias a la confianza que inspira el sector eólico, son la clave que está facilitando el llamado «deuda asequible», con tasas de interés más bajas.

Aun así, Giles Dickson, director ejecutivo de WindEurope, recuerda que «Europa necesita seguir invirtiendo cantidades significativas en energía eólica si quiere cumplir con el objetivo del 32% de renovables establecido para el 2030». «El dinero están, pero no hay suficientes proyectos financiables».

Hace falta, pues, seguir haciendo el buen trabajo.