Minieólica: molinos para convertir las ciudades en entornos más sostenibles

“Las ciudades tienen una oportunidad para transformar el suministro y uso de la energía y superar positivamente el proceso de descarbonización global”, según el informe ‘Renewable Energy in Cities’ escrito por la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA).

El nuevo informe, que recoge el consumo de energía de 3.649 ciudades de alrededor del mundo, explora las posibilidades de aumentar el uso de las fuentes de energía renovable hasta 2030 en los entornos urbanos de las ciudades y metrópolis mundiales. Aunque no exista una solución comuna para aumentar el consumo proveniente de las energías renovables, según el informe es necesario destacar que las ciudades tienen mucho potencial para incrementarlo.

Ciudades transformadoras

“Las ciudades pueden ejercer una función transformadora capaz de guiar el mundo hacia un futuro de energía limpia y sostenible” declaraba Adnan Z. Amin, director general de IRENA en el acto de presentación del informe en la III Conferencia Hábitat celebrada en Quito (Ecuador) el mes de octubre del año pasado. “Tenemos que repensar el panorama energético urbano, hecho que precisa una rigorosa planificación y un proceso de toma de decisiones con un enfoque global. La energía renovable y la eficiencia energética impulsaran el futuro del crecimiento de las ciudades y tenemos que asegurarnos que esta transición suceda lo antes posible” añadía Amin.

El informe describe tres ámbitos prioritarios en los que tomar las medidas para aumentar el uso de las energías renovables: primero, en el ámbito de la construcción (calefacción, climatización, cocción y electrodomésticos); segundo, en las opciones sostenibles para el transporte (movilidad eléctrica y biocombustibles); y finalmente, en las implantaciones de sistemas integrados de generación de energía urbana. La biomasa, la energía solar y la eólica se pueden distribuir tanto en las viviendas como en distintos sectores de la ciudad para aumentar el uso limpio y sostenible.

Minieólica en el mundo

En cuanto a la distribución en los distintos sectores de las ciudades, el uso de la energía minieólica ha aumentado estos últimos años a escala mundial. Según el informe ‘Small Wind World Report Update 2016’, presentado por la Asociación Mundial de Energía Eólica (WWEA), la mini eólica contaba con 830 MW instalados, es decir, un total de 945.000 aerogeneradores pequeños alrededor del mundo a finales de 2014. Esta cifra muestra un incremento del 8,3% respeto 2013, año que contaba con 872.000 aerogeneradores.

Según los datos globales del mismo informe, China tiene el 41% de la capacidad mundial, Estados Unidos el 30% y Reino Unido el 15%. Como modo de ejemplo, en el país británico se instalaron 2.237 turbinas para la minieólica, una cantidad que supuso un aumento substancial en comparación con las 500 que se instalaron a lo largo de 2013. El informe también cualifica el nuevo mercado al alza existente en Italia, donde la minieólica creció un 71% a finales de 2014. Alemania, Argentina, Canadá y Japón son descritos como un mercado de tamaño mediano, según el mismo reporte de la WWEA.

En el artículo “Molinos eólicos en la ciudad” ya describimos algunos ejemplos de implementación de esta energía en entornos urbanos de toda Europa. Una muestra del uso de esta energía es, por ejemplo, el alumbrado de la playa de Llevant en Barcelona que se puso en marcha en 2015 con 22 puntos de luz: 16 que funcionan con energía fotovoltaica y 6 con energía híbrida de fotovoltaica y minieólica.

De acuerdo con las palabras de Stefan Gsänger, secretario general de WWEA (Asociación Mundial de la Energía Eólica), “la pequeña eólica ha encontrado su lugar en el mercado mundial de la electricidad y proporciona energía a millones de personas que viven en más de un millón de hogares, muchos de los cuales no tendrían acceso a la energía sin sus pequeñas turbinas de viento”. Queda claro, entonces, que la reconversión hacia las energías renovables en las viviendas familiares es necesaria para dejar atrás, como comenta Amin, las energías ‘sucias’ a fin de crear ciudades del futuro sostenibles y de las cuales sus habitantes se sientan orgullosos.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *