Les tres grans potències eòliques de l’Amèrica del Sud

Las tres grandes potencias eólicas de América del Sur

En Brasil, la potencia eólica se ha multiplicado por 45 en una década; en Uruguay se ha multiplicado por 30 en tan solo cinco años, y en Chile hay actualmente ni más ni menos que 23 proyectos de parques en fase de evaluación medioambiental. De estos tres gigantes de la eólica en América del Sur habla «Renovables: la respuesta está en el viento», el último informe del BBVA Research.

Chile, una apuesta a largo plazo

En Chile, un país que después del Acuerdo de París se ha fijado el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en un 30% hacia 2030, el viento fue la fuente del 3,1% de la electricidad producida en 2016, un año en que la eólica supuso el 12% de la energía total añadida. Desde 2010, la capacidad eólica instalada (terrestre y procedente del sector privado) ha aumentado en 1.058 MW. El informe del BBVA Research señala que en estos momentos “hay 23 proyectos de parques eólicos sometidos a la evaluación ambiental que equivalen a 2.100 MW, por una inversión de 4.000 millones de dólares”. El estudio estima que en 2017 la matriz energética chilena verá llegar 300 MW más de nueva potencia eólica”, y dibuja un panorama inmejorable para el sector basado en “un mayor apoyo gubernamental, junto con nuevos proyectos de transmisión y interconexión, y mejoras en el diseño de subastas de energía».

Unos dos tercios de la producción del país está en manos de multinacionales extranjeras, un 14% corresponde a Colbun, la gran empresa local, y el resto está controlado por pequeños productores. El informe apunta que la capacidad añadida en 2017 (un 25% de generación eólica) procede totalmente de nuevos actores, un factor que el BBVA Research identifica como uno de los factores de éxito de la industria en el país. Detrás hay la voluntad del gobierno, que ha facilitado proactivamente este escenario con la aplicación de nuevas políticas. Además de las leyes del 2008 y el 2013 -donde se establece que un 20% de la energía producida tendrá que ser renovable antes del 2035-, Chile ha dibujado un plan a largo plazo, Energía 2050, según el cual antes de 2050 un 70% de la electricidad será de origen renovable.

170816_Les tres grans potències eòliques de l'Amèrica del Sud

Canela – La Serena

Uruguay, renovables para reducir la dependencia

Uruguay, que en 2016 llegó a los 1.210 MW, es uno de los diez países líderes del mundo en capacidad eólica por habitante, y el viento cubre actualmente casi un 30% de la demanda total de electricidad. Solo cinco años antes, esta capacidad era 30 veces menor, y según el informe del BBVA Research la eólica seguirá creciendo en el país gracias a la compañía energética estatal UTE (Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas), que tiene previsto invertir “mil millones de dólares durante los próximos tres años en el marco de un plan quinquenal de 3.400 millones: 600 millones de dólares procederán de UTE y los otros 400 millones del sector privado”.

Este remarcable crecimiento se debe, según el estudio, a la apuesta del gobierno por las renovables desde 2010, con un «amplio apoyo de la ciudadanía». De fondo encontramos la gran necesidad del país, históricamente dependiente de la hidroeléctrica y los combustibles fósiles importados, de aumentar su seguridad energética.

El estudio apunta que parece poco probable que se liciten nuevas subastas a corto plazo, ya que el país «tiene cubiertas sus necesidades de energía eólica hasta 2020», pero prevé oportunidades a raíz de los acuerdos de intercambio de energía firmados con Argentina y Brasil, que «podrían ayudar a atraer la inversión y aumentar la eficiencia». En todo caso, según el estudio, UTE “espera que la capacidad eólica instalada llegue a los 1.400 MW hacia finales de 2017”.

Les tres grans potències eòliques de l’Amèrica del Sud

Parque Eólico “Sierra de los Caracoles”

Brasil: perfil de la octava potencia eólica mundial

Los parques eólicos de Brasil produjeron el 7,1 % de la demanda eléctrica del país en 2016, un año en que las inversiones llegaron a los 5.400 millones de dólares, con 2.014 MW de nueva potencia añadidos al parque nacional. Diez años antes, el país contaba solo con 235,4 MW eólicos, una cifra que en 2016 ya era de 10.747 MW. El informe del BBVA Research, además, augura una “cierta moderación en los próximos años” y advierte que aunque “podría llegar a 16.500 MW en 2018, en cierta medida como resultado de las inversiones de años anteriores; pero en 2019 y 2020, el resultado más probable es que la capacidad quede en general estable”.

El dinamismo de la industria eólica brasileña es principalmente el resultado, según el estudio del BBVA Research, de un programa público de incentivos a las energías de renovables lanzado en 2002 bajo el nombre de Proinfa. Especialmente importante fue la financiación de proyectos por parte del Banco Nacional do Desenvolvimento, y la organización gubernamental de subastas que facilitaban la compra de energía eólica, así como el escenario de crisis en el mundo desarrollado.

Les tres grans potències eòliques de l’Amèrica del Sud

Osório, Brasil

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *