Las renovables, rumbo al 100%

Europa, con Alemania en cabeza, será el escenario de la transición más rápida hacia un sistema energético más limpio y sostenible. En dos décadas, las renovables representarán el 90% del mix eléctrico en Europa, cuyo 80% provendrá de la generación eólica y solar. Esto es lo que se desprende del último Annual Energy Outlook de Bloomberg New Energy Finance (BNEF), que hace caer la idea generalizada de que no es posible integrar un gran volumen de renovables en la red eléctrica. Según el informe, sí que lo es, gracias al avance tecnológico y el desarrollo de sistemas de almacenamiento con baterías.

«La energía renovable barata y las baterías remodelarán radicalmente el sistema eléctrico», asegura el estudio. Los datos confirman que los costes asociados a la energía eólica en todo el mundo han caído un 49% desde 2010, mientras que los precios de las baterías y de las instalaciones solares se han hundido ya un 85%. Esta tendencia avanza a un ritmo tan acelerado que el BNEF estima que la combinación de baterías con renovables pronto tendrá un coste suficientemente competitivo como para reemplazar el carbón y el gas como generación de apoyo.

El informe identifica las estrategias de demanda flexible, o «gestión de la demanda» como otro elemento crucial para compensar la producción intermitente y facilitar la penetración de las renovables en el mix eléctrico. Los sistemas de «gestión de la demanda» consisten en pagar a clientes comerciales, industriales o residenciales para reducir la demanda de electricidad con un cierto margen de tiempo, y equilibrar así el consumo con la generación eólica y solar. El secretario de Energía estadounidense Rick Perry ya dijo el 2017 que la mitad de las reservas a corto plazo de Texas procederán en el futuro de este tipo de sistemas.

El estudio señala que si se combina el uso de baterías con la «gestión de la demanda» y los ciclos combinados de gas natural, sólo la eólica y la fotovoltaica juntas podrán alcanzar fácilmente un 80% de penetración en determinados mercados, y con la agregación de otras fuentes de energía limpia, la generación renovable podrá alcanzar el 90% o más.

La tendencia, según el BNEF, es claramente hacia sistemas de electricidad 100% renovables, un panorama que sólo hace unos años parecía imposible. Cada vez hay más países con cuotas renovables bastante altas, y en crecimiento. Es el caso, por ejemplo, de Islandia (100%), Paraguay (100%), Costa Rica (98%), Noruega (97%), Uruguay (96.5%), Kenia (91%), Nueva Zelanda (84 %), Brasil (80%), Austria (74%), Canadá (65%) o Dinamarca (61%). Además, algunas regiones, como la de Schleswig-Hostein al norte de Hamburgo, o la isla danesa de Samsø, también se acercan mucho al 100% de generación razonable, o incluso más. En Canadá, casi el 100% del mix de Quebec y la Columbia Británica procede de fuentes renovables.