La eólica pisa los talones a la nuclear

El 2018 ha sido un año fructífero por las energías renovables, en especial por la eólica que parece estar más que capacitada para desbancar a la nuclear. Según confirma el informe ‘El sistema eléctrico español‘, dado a conocer hace una semana por la Red Eléctrica de España (REE), el año pasado, la cuota de generación de las renovables sobre el total nacional registró un aumento de 6,3 puntos porcentuales respecto al ejercicio anterior elevándose hasta un nada despreciable 38,5%. La principal culpable de esta resurrección fue la hidráulica que, harta de sequía, experimentó un imponente ascenso del 84,9% gracias a las precipitaciones que hicieron el año pasado el segundo más lluvioso del siglo.

Ahora bien, todo y esta espectacular remontada, la eólica fue la fuente neta que más aportó a la producción patria, en concreto un 19% del total, cifra que hace que toque con los dedos el trono ocupado, encara, por la nuclear que la superó y lideró el ranking de las que más sumaron con un 20,4%.

A pesar del repunte de las ‘energías verdes’ durante el 2018 no nos encontramos con una reducción del precio mediano final de la energía en el mercado, más bien el contrario, se encareció un 6,3%. Aun así, el incremento de las renovables sí que hizo que las emisiones de CO2 derivadas de la actividad eléctrica cayeran un 13,8% respecto a las del año anterior. En cuanto a la capacidad instalada, permaneció prácticamente invariable y se situó en los 104.094 MW. Al cierre del 2018, el 46,7% de la potencia nacional correspondía a las fuentes netas y el 53,7%, al resto.

Castilla y León, la más ‘verde’

6 de las 17 comunidades autónomas del Estado español pueden presumir de su compromiso con las energías no contaminantes. La más excelente ha estado Castilla y León al conseguir que un 76,8% de su producción provenga de las renovables; también encabeza los listados de potencia neta instalada (un 78% de sus centrales son eólicas, solares o hidroeléctricas) y de aportación regional de estas fuentes al total nacional (suma una quinta parte -20,5% -). Así mismo, Navarra (70%), Galicia y Aragón (las dos con un 56%), Castilla-La Mancha (52%) y la Rioja (51%) superaron el umbral del 50% de generación ‘verde’.