objectius 2020 | objetivos 2020

España, a 2,5 puntos del objetivo renovable de 2020

El 4º informe de la Unión de la Energía, presentado recientemente por la Comisión Europea, ha sembrado la duda: ¿Podrá España alcanzar el objetivo de cubrir el 20% de la demanda energética con fuentes de energía renovables el 2020? ¿Cuán lejos estamos?

Según datos del Eurostat, la oficina de estadística comunitaria, el Estado se encontraría a menos de 2,5 puntos de alcanzar el objetivo que las energías renovables cubran el 20% del consumo energético final el año 2020. El 2017, el 17,5% del consumo bruto de energía final español ya procedía de renovables, una cifra que coincide con la media europea. De los 28 estados miembros, 11 ya han alcanzado la meta fijada. Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Estonia, Croacia, Italia, Lituania, Hungría, Rumania, Finlandia y Suecia ya llegaron al mínimo del 20% el 2017.

Objetivo común, aportaciones diversas

En 2017, el peso de las energías renovables al mix energético comunitario se situó en 17,5%, medio punto más respecto el 2016 i el doble que el 8,5% registrado el 2004. Aún que el 20% es el mínimo para el 2020, como paso intermedio para llegar a una media del 32% el 2030, cada país ha fijado distintas metas, según el punto de partida, el potencial de generación renovable y la situación económica.

De todos, Suecia lidera la carrera por las renovables. En 2017, un 54,5% del consumo de energía en el país nórdico ya era renovable, incluso por encima del 49% que se había estipulado como objetivo para 2020. Al otro extremo se encuentra Luxemburgo, donde sólo el 6,4% de la energía consumida es renovable.

De todos, Suecia lidera la carrera por las renovables. En 2017, un 54,5% del consumo de energía en el país nórdico ya era renovable, incluso por encima del 49% que se había estipulado como objetivo para 2020. Al otro extremo se encuentra Luxemburgo, donde sólo el 6,4% de la energía consumida es renovable.

La eólica, la fuente más importante en Europa

Los datos del Eurostat muestran que, por primera vez, la eólica ha superado a la hidroeléctrica como fuente de generación de electricidad renovable más importante en Europa.

La cantidad de electricidad procedente de turbinas eólicas situadas en territorio europeo el 2017 fue 3,5 veces superior a la generada el 2007.