Eólica flotante en Fukushima

El gobierno japonés y la jefatura de Fukushima están promoviendo las energías renovables –solar, eólica, hidráulica y geotérmica– para potenciar la recuperación de esta región, la cual sufrió el terremoto y el tsunami de 2011 junto con la peor crisis nuclear a nivel internacional desde la de Chernóbil (Ucrania) en el 1986. Así, Japón instalará esta semana la mayor turbina eólica marina del mundo y será a partir de septiembre cuando empezarán las operaciones de prueba.

Esta turbina flotante, de unos 220 metros de altura y con una capacidad para generar 7 MW, forma parte del proyecto del gobierno nipón FORWARD (Floating Offshore Wind Farm Demonstration) para el desarrollo de varias plantas eólicas offshore en todo el archipiélago. El proyecto recibe el apoyo del Ministerio Japonés de Economía, Comercio e Industria desde marzo de 2012 y lo operará la eléctrica regional Tohoku Electric Power.

Según las últimas actualizaciones anunciadas por el consorcio del proyecto —coordinado por la corporación Marubeni y constituido por Mitsubishi, Mitsubishi Heavy Industries, Japan Marine United, Mitsui Engineering & Shipbuilding, Nippon Steel & Sumitomo Metal, Hitachi, Furukawa Electric, Shimizu, y Mizuho Information & Research, con la asesoría técnica de la Universidad de Tokyo— ya se ha acabado con éxito el montaje del aerogenerador MHI sobre la estructura flotante semisumergible en el puerto de Onahama. En breve se transportará al emplazamiento final, donde ya han instalado los ‘muertos’ y las cadenas que lo sujetarán en el fondo marino así como el conductor para el transporte de la electricidad. Se prevé que la turbina empiece a operar a mitad de diciembre.

Paralelamente, se está avanzando en la construcción del último componente de la instalación, un aerogenerador flotante de 5 MW de tipo barlovento.

Otras turbinas flotantes

Cerca de Fukushima ya se puede encontrar otra turbina de este tipo con una capacidad de 2 MW, que entró en funcionamiento en el 2014 y que se conoce con el nombre de Fukushima Mirai (El Futuro de Fukushima).

Actualmente, aparte de Japón, sólo Noruega y Portugal han instalado hasta ahora turbinas eólicas flotantes delante de sus costas. En el caso de Portugal, en el 2011 construyó el primer aerogenerador eólico flotante del mundo, a 350 kilómetros de la costa portuguesa, el WindFloat. Y en cuanto a Noruega, cuentan con el Hywind –opera desde el 2009 en sus costas– y hasta hará dos años estaba considerado como el prototipo eólico más avanzado del mundo. Este es capaz de producir energía en lugares donde el agua es profunda.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *