El 70% de los habitantes de municipios con parques eólicos en Cataluña se muestran satisfechos con su instalación

¿Cuál es el impacto de un parque eólico en la vida diaria de la gente que vive cerca?

Esta es precisamente la pregunta que busca responder el estudio que acaba de publicar Eoliccat. Y la respuesta es clara: el 70,4% de los habitantes de municipios catalanes con parques eólicos se muestran conformes y satisfechos con estas instalaciones de generación de energía renovable. Más de la mitad del total de los encuestados (55,7%) se muestran muy satisfechos con el parque eólico de su municipio.

Aunque no se han observado grandes diferencias entre los diversos grupos de edad, el estudio destaca que la valoración positiva sobre los parques eólicos es casi 10 puntos más alta entre los habitantes encuestados con un mayor nivel educativo respecto a los de menor.

Según Víctor Cusí, presidente de EolicCat, este estudio “nos confirma que la energía eólica es muy bien percibida por la gente que vive en los municipios donde está instalada” y permitirá trabajar para “la mejora en el modelo de implantación de parques eólicos en el territorio”. Además, según Cusí, era fundamental hacer una encuesta así en Cataluña, ya que “muy a menudo se recoge y se sobredimensiona la oposición de plataformas contrarias a la implantación de parques eólicos”.

¿Qué influye en la aceptación de un parque eólico?

Según este estudio, los aspectos que más valoran los ciudadanos a la hora de expresar conformidad con las instalaciones eólicas son tres: la contribución a la mejora de la sostenibilidad y el medio ambiente (43,5%), la aportación a la economía municipal (21,2%) y que no suponga una molestia para la vida en torno al parque (15,9%).

Además, el estudio confirma que el hecho de recibir información previa tiene un impacto positivo en los niveles de aceptación, con casi 20 puntos de diferencia entre aquellas personas que han recibido información (83,1%) y las que no (66,2%). Por el contrario, el conocimiento o no del impacto económico de los parques eólicos en las finanzas municipales no constituye un factor determinante en la percepción positiva que hacen los vecinos de estos municipios.

Impacto en el paisaje y en el entorno

Por el contrario, los resultados de este estudio indican que el impacto visual de los parques eólicos no es un aspecto relevante para los ciudadanos. Nada indica que los porcentajes de aceptación de los parques varíen según si los molinos son visibles desde el centro urbano o no.

De hecho, el 63% de los encuestados no consideran negativo el impacto de los parques eólicos en el paisaje y tan sólo un 21% lo consideran negativo.

En cuanto al tamaño o la altura de los molinos y la cantidad de aerogeneradores instalados, más de un 77% de los encuestados han manifestado satisfechos o muy satisfechos con las instalaciones de sus municipios.

El estudio encargado por Eoliccat abarca 41 municipios donde se encuentran ubicados 44 de los 47 parques eólicos de toda Cataluña, con una población conjunta de 35.192 habitantes y una potencia instalada de 1.160 MW (el 92% del total). Es el primer estudio demoscópico que analiza la opinión sobre los parques eólicos por parte de los ciudadanos que conviven a diario.

Cusí ha recordado que hay que «proponer fórmulas que permitan el necesario desarrollo de la generación eólica en Cataluña con el fin de alcanzar el objetivo de Gobierno y Parlamento de generación de renovables para alcanzar la independencia energética. “Este es un reto prioritario, urgente y de país”. El presidente de la asociación ha citado como ejemplos territorios con un largo compromiso con la sostenibilidad, como California, Escocia o Alemania, donde “la implantación eólica ha orientado favoreciendo el desarrollo industrial y turístico del territorio”.