El 70% de la energía mundial será renovable en 2050

Les cifras hablan por si solas: El 82% de expertos de la industria eléctrica mundial consideran que las renovables dominaran el 70% del total del sistema antes de 2050. Esta es la principal conclusión que se extrae de una  encuesta realizada a 1.600 expertos del sector energético de setenta países distintos  en la cual también se apuntaba que el 40% de estos están convencidos que el objetivo se puede conseguir en sólo 15 años. 

Para conseguirlo, algunas voces destacadas del sector, como la de José Bogas, consejero delegado de Endesa, o la de Sven Utermöhlen, director de Construction&Engineering de E.ON, se muestran convencidos que hace falta integrar las renovables en la red actual y obtener el equilibrio entre el modelo tradicional de negocio, basado en los combustibles fósiles y la nueva visión 100% renovable. Un equilibrio que mientras que Bogas indica que es “inevitable” porque “el futuro es de las renovables”, para Utermöhlen sólo será posible si se consigue una convergencia entre lo que requiere el sistema y lo que exige la voluntad política.

En este sentido apunta también un informe del Programa de les Naciones Unidas para el Medio Ambiente elaborado por Bloomberg New Energy Finance y publicado hace sólo unos días. El informe asegura que el total de las inversiones en renovables durante la última década ha superado los dos billones de dólares y que este tipo de energía contribuye actualmente al 9’1% de la generación total de electricidad, superando el 8,5% registrado durante 2013. Además, de la inversión en renovables que se hizo a nivel mundial durante el año pasado, tanto la energía solar como la eólica suponen el 92% del total, un crecimiento que se eleva hasta el 25% y el 11%, respectivamente.

Esta tendencia además, queda reforzada por los últimos movimientos que se han producido en el sector de las energéticas mundiales, muchas de las cuales están virando su modelo tradicional de negocio hacía una apuesta clara por las renovables. Es el caso de la alemana E.ON que el pasado mes de noviembre presentaba su nueva estrategia corporativa en la que se establecía una total diferencia entre la línea de negocio de las renovables, la apuesta clara de futuro de la compañía, y la antigua, basada en los combustibles fósiles.

Pero no sólo se han subido al carro de las renovables las empresas relacionadas directamente con el sector de las energéticas. En los últimos tiempos gigantes tecnológicos como Apple o Google también han apostado con fuerza por invertir en este tipo de energía. La multinacional de la manzana anunciaba hace poco más de un mes, que destinaría más de 745 millones de euros en una planta solar que servirá para abastecer su nueva sede en California, mientras que Google ya hace tiempo que se ha decantado hacia éste modelo hasta el punto de llegar a alimentarse al 100% de energías renovables. De hecho, el cambio de tendencia en el sector es tan evidente que hasta el medio de comunicación británico “The Guardian” ha decidido retirar sus inversiones en energías fósiles.

Aún así, y aunque los datos apunten hacía un nuevo horizonte energético en el cual las renovables se presentan como el puntal de la energía mundial, las diferencias de tendencia en el modelo de negocio aún varían mucho según el país al cual se haga referencía. Así, mientras que en los Estados Unidos, el norte de Europa, y hasta en China –el país donde se invirtió más en el sector durante 2014 con un total de 83.300 millones de dólares– se está apostando con contundencia por las renovables, en España este camino parece haber retrocedido con rapidez después de las últimas políticas gubernamentales que se han implantado y que han provocado una fuerte desinversión en el sector.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *