Turbinas minieólicas: otra forma de autoconsumo

A medida que evolucionan las nuevas tecnologías y políticas de autoconsumo energético, se abre camino también la energía minieólica: turbinas domésticas para generar energía limpia en casa. Los paneles solares fotovoltaicos no son la única opción a la hora de apostar por sistemas de producción de electricidad para el hogar.

Hacemos un repaso a los datos básicos que el consumidor debe tener en cuenta antes de dejarse llevar por el viento, con la ayuda de la guía práctica publicada por la organización de consumidores OCU.

¿Cómo funciona un aerogenerador?

Aunque la tecnología avanza constantemente y aparecen nuevos sistemas de energía minieólica en el mercado, conviene comprender cómo funcionan y cuáles son los componentes principales de los aerogeneradores de pequeña potencia.

En un aerogenerador, el rotor se encarga de convertir la energía cinética del viento en energía mecánica, que a su tiempo se convierte energía eléctrica gracias a un generador eléctrico acoplado al rotor. El inversor o convertidor de carga adapta esta energía generada para que la podamos consumir en casa. El limitador de potencia permite regular la velocidad, una función especialmente clave en condiciones meteorológicas extremas que garantiza la seguridad del sistema. Otros componentes importantes son el timón (el sistema de orientación del molino) y la torre o soporte.

¿Qué tipos de turbinas existen?

En general, existen dos tipos de turbinas, que depende no sólo del número y diseño de las palas, sino también del área que barren.

Los aerogeneradores de eje horizontal se consideran más eficientes y económicos, tanto si el rotor está orientado en la dirección de incidencia del viento (delante de la torre) como si está orientado en la dirección dominante del viento (detrás de la torre). El primer tipo requiere un sistema de orientación, mientras que el segundo es auto-orientable.

Las turbinas de eje vertical, más recientes, todavía se consideran menos eficientes y costosas. Gracias a su estructura simétrica, estos sistemas están siempre orientados a la dirección predominante del viento.

¿Cómo sé si puedo instalar un aerogenerador en casa?

Según la OCU, hay tres aspectos clave a verificar para saber si la instalación de un sistema de energía minieólica es una buena opción para tu casa.

En primer lugar, hay que comprobar si la localización de tu residencia cuenta con niveles suficientes de viento. Se puede hacer consultando en línea el Atlas Eólico de España, publicado en el sitio web del del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Otro aspecto a considerar es si cuentas con espacio suficiente para instalar la torre del aerogenerador, ya sea en el tejado, en el jardín o cualquier otra superficie. Verificar también que elementos de los alrededores como puedan ser árboles o edificios no obstaculizan la circulación del viento.

Finalmente, la OCU recomienda hacer la investigación correspondiente para estimar si el modelo de miniturbinas eólica que hemos escogido podrá satisfacer nuestras necesidades de generación eléctrica, y pedir varios presupuestos especificando nuestras condiciones y expectativas para poder elegir la mejor opción.

El último paso, si hemos previsto la instalación de la turbina dentro de una ciudad, será pedir permiso al ayuntamiento. Aunque hay muchas regulaciones que no tienen procedimientos específicos para los sistemas de energía minieólica, por lo que a menudo nos tocará armarnos de paciencia y esperar a que la interpretación de las normas por parte del personal técnico esté en línea con la tan necesaria transición hacia a un sistema energético más limpio y sostenible.