Renovables y comunidad: el auge de los proyectos colectivos

De la compra de electricidad colectiva a modelos de producción de energía participativos. La liberalización del mercado eléctrico, junto con la situación actual del sector eléctrico, el aumento continuo de los precios y la insatisfacción generalizada con las políticas energéticas han motivado en los últimos años el auge de proyectos participativos de energía renovable. Se trata de modelos de consumo y producción de energía colectivos que son comunes en Europa y en los Estados Unidos, pero inéditos hasta hace muy poco en el Estado Español.

Cooperativas renovables y justas

Además de garantizar el origen renovable de la energía que suministran a sus socios, las cooperativas de energía renovable tratan de asegurar un precio razonable por kilowatt y promueven la autogestión de la factura eléctrica por parte del propio consumidor.

La madre de las cooperativas de renovables que aquí tenemos es Som Energia, que con 30.000 socios marca la estela a seguir. En diciembre de 2010, ésta cooperativa de Girona se posicionó como la primera de este tipo en el Estado e inauguró una nueva etapa para nuestra energía siguiendo el modelo de éxito en proyectos europeos como Ecopower (Flandes), Enercoop (Francia) o Greenpeace Energy (Alemania). En Europa ya existen más de 2.000 cooperativas de energías renovables, la mayor parte de ellas en Alemania y Dinamarca.

Energía eólica comunitaria

En 2009, coincidiendo con el 25 aniversario de la instalación de la primera turbina eólica en Catalunya, nació el proyecto ‘Viure de l’aire del cel’ (Vivir del aire del cielo), una ambiciosa iniciativa que ahora, tras años de trabajo y recogida de fondos (266 personas han aportado cerca de un millón y medio de euros), empieza a hacerse realidad. En junio de 2016 se colocaba la primera piedra del primer aerogenerador de propiedad colectiva de toda Catalunya en la localidad de Pujalt (Anoia).

El 11 de abril de 2016, el Director General de Energía, Minas y Seguridad Industrial, Sr. Pere Palacín, firmó la autorización del proyecto eólico Viure de l’aire del cel.

Foto: Info Anoia

Concretamente, se firmó la RESOLUCIÓN EMC/964/2016, del 11 de abril, por la cual se otorga a Eolpop S.L., la autorización administrativa previa, autorización administrativa de construcción y declaración de utilidad pública de la pequeña instalación eólica llamada Viure de l’aire del cel, de 2,7 MW, en el término municipal de Pujalt (Anoia) en la demarcación de Barcelona.

La producción comunitaria de energía eólica es habitual en Europa y en los Estados Unidos, y con la legislación y el soporte administrativo necesario, podría extenderse también a nuestro territorio de la mano de las cooperativas de energía renovable.

Financiamiento colectivo del siglo XXI

Para facilitar las inversiones colectivas, el llamado crowdlending, un sistema de microcréditos entre particulares facilitado por internet, ha llegado al sector de la energía.

ECrowd!, la plataforma de financiamiento colectivo de proyectos con un impacto positivo, como por ejemplo de energías renovables o de eficiencia energética, ha superado ya su primer millón de euros invertidos a través de su sitio web. Desde su lanzamiento a finales de 2014, ha crecido como la espuma, y en julio de 2016 fue una de las primeras plataformas en recibir la licencia de PFP (Plataforma de Financiamiento Participativo) de la CNMV.

El proyecto cuenta con una beca del programa Horizon 2020 de la Unión Europea y su sistema de financiamiento alternativo a los bancos ha estado reconocido por instituciones como el Ministerio de la Industria, Energía y Turismo (ENISA), la Generalitat de Catalunya (ACCIÓ) o el Ajuntament de Barcelona (Barcelona Activa).

El auge de los proyectos de energía participativos supone una bocanada de aire fresco para un sector que bien lo necesitaba, y una prueba de la demanda de la sociedad de un modelo energético más justo, transparente y sostenible. Con la reforma del modelo eléctrico y del soporte institucional necesario, podrían llegar a ser el pilar social de la transición energética hacia la cual se dirige el mundo.