Descubrimos 10 proyectos curiosos basados en energías renovables

Esta semana les mostramos 10 de los proyectos más curiosos de producción de energía renovable construidos alrededor del mundo: de grandes hectáreas, en medio de parajes espectaculares, y también de más pequeños que aprovechan recursos limpios y sostenibles para suministrar energía.

  1. La planta Ouarzazate

El complejo solar de Ouarzazate será uno de los más grandes de todo el mundo cuando entre en funcionamiento. Situado en el Marruecos central, el complejo usará las tecnologías solar termoeléctrica –tres plantas- y fotovoltaica –una planta- para abastecer con electricidad de la luz solar del desierto del Sáhara las poblaciones cercanas.

  1. Energía fotovoltaica en un plattenbau

En Alemania existe este proyecto en un apartamento de Berlín. ¡Las placas fotovoltaicas instaladas ocupan 426 metros cuadrados de la fachada del edificio! Estas sustituyen el material original de la fachada y producen, aproximadamente, 25.000 kWh de electricidad al año. La energía que proviene de la luz solar se utiliza para la red pública de electricidad.

  1. La energía hidráulica de la familia Schneider

La familia Schneider instaló una nueva planta de energía hidráulica en un canal de riego que existía anteriormente a Madras, Oregón, en Estados Unidos. Los fundadores de Natel Energy fabricaron esta fuente de producción de energía que les permite producir para Schneider Linear Hydro Engine. Más adelante, este proyecto líder, fue comprado por Apple (NASDAQ) para suministrar energía en uno de sus centros de datos.

  1. La turbina AK-1000

Con una altura de 22 metros, un peso total de 130 toneladas y situada a la costa de Orkney, en Escocia, la AK-1000 es una de la turbinas de energía mareomotriz más grande del mundo. Es un proyecto que aún se está llevando a cabo, pero una vez finalizado se prevé que el proyecto, llamado MeyGen Project, genere hasta 398 MW de energía. ¡Suficiente para abastecer hasta 200.000 hogares o aproximadamente media Escocia!

  1. La planta solar PST10

En nuestra península encontramos el proyecto PST10, la planta de energía solar situada en Sanlúcar la Mayor, a las afueras de Sevilla. Esta torre fue la primera torre solar comercial construida en todo el mundo, y permite suministrar electricidad a 7.100 hogares.

  1. La planta de Krafla

La Krafla Power Station es una central generadora de energía geotérmica situada al lado del volcán Krafla, uno de los más famosos de Islandia, en una zona llena de volcanes de barro hirviente, solfataras y fumarolas. Se construyó en 1974, aunque no se puso en marcha hasta el año 1977. Esta planta no consiguió una eficiencia total hasta finales de la década de los 90, cuando se le añadió una turbina de vapor.

En la actualidad trabaja con dos unidades de 30 MW y toma su energía de 17 pozos de alta presión y 5 más de baja presión. Como curiosidad, uno de los pozos adicionales es conocido como el pozo geotérmico más caliente del mundo, donde la temperatura más baja es de 430 centígrados.

  1. Convertidor de energía undimotriz Pelamis

El convertidor de la energía de Pelamis Wave Power es una tecnología emergente que utiliza el movimiento de las olas para generar electricidad. El sistema del Pelamis funciona gracias a unas secciones conectadas que se flexionan y se doblan cuando pasan olas. Sí, ¡incluso se aprovechan las olas!

Las estimaciones afirman que la cantidad de energía obtenida por una treintena de sistemas como este podría abastecer unos 20.000 hogares con un consumo de electricidad cercano a la media europea.

  1. Nesjavellir Geothermal Power Station (NGPS)

La planta Nesjavellir es la segunda central geotérmica más grande de toda Islandia, y está situada en un paraje inmejorable, junto al volcán activo Hengill, en la zona de Thingvellir. Se comenzó a construir a finales de la década de los 80 y actualmente cuenta con una producción de unos 120 MW de energía y 1.100 litros de agua caliente.

  1. Sistema de energía submarina TidGen

El sistema de energía mareomotriz TidGen se basa en el aprovechamiento de las corrientes de las mareas en zonas de hasta 45 metros de profundidad. Su funcionamiento se basa en el movimiento de las cuatro turbinas de que dispone como consecuencia de las mareas. La energía generada será transportada hacia una subestación de tierra a través de una línea de transmisión submarina.

  1. Planta SeaGen

Esta planta comercial de energía mareomotriz se encuentra instalada, desde 2008, en la bahía de Strangford Lough, en el mar de Irlanda. Esta instalación es capaz de abastecer a más de 1.500 familias con la energía que genera.

Su funcionamiento se basa en dos grandes rotores submarinos impulsados ​​por fuertes corrientes de agua. Este sistema está en marcha durante 20 horas diarias, tanto con marea alta como con marea baja.